Porque la vida debería ser

como es el jazz...

FAQ
Ahora estoy leyendo...
Mi humilde opinión...
El anillo del príncipe
Bjarne Reuter
Ajá... ¿Y?
Querer al terruño


En el 78 yo era Italia; Juan, España; Javier, Alemania; Quique, Austria y Roger, Suecia. Ninguno escogió México (y eso que aún no sabíamos que ibamos a quedar en último) no por malicia ni malinchismo, sino porque nadie hubiera podido escogerlo y salirse con la suya. Y no, no había fervor patrio ni nada por el estilo (a nuestros 11/12 años, aún nos quedaba sobrado; con el “se levanta en el mástil mi bandera” de cada lunes teníamos) pero sí una identificación natural. Es decir, ninguno eligió México porque todos éramos México y porque bueno… nadie elige tampoco dónde prefiere nacer y los cinco éramos todo lo mexicanos que se puede ser.

Nadie nos lo enseñó pero todos lo sentíamos...

(La historia completa aquí.)



...hay que galofrar
 
 
Toño Malpica