Porque la vida debería ser

como es el jazz...

FAQ
Ahora estoy leyendo...
Mi humilde opinión...
El anillo del príncipe
Bjarne Reuter
Ajá... ¿Y?
Una historia de amor...


Él tenía siete; ella siete y medio.

Nunca antes se habían visto.
Y esa primera vez no fue muy afortunada. Él pasaba por ahí. Ella había perdido su cometa naranja.

Él hubiera querido no detenerse. Pero lo hizo.

Entre las ramas de aquel árbol tan alto, la cometa naranja.

Fue cosa de un par de segundos. Ella le sonrió y lo miró con esos ojos grandes como lagos. Y aunque no dijo nada, él supo leer en ellos algo así como: “¿Podrías…?”

Y él pensó, aunque no dijo nada, “Qué lata”.

Y trepó al árbol.

(La historia completa aquí.)



...hay que galofrar
 
 
Toño Malpica