Porque la vida debería ser

como es el jazz...

FAQ
Ahora estoy leyendo...
Mi humilde opinión...
Casa desolada
Charles Dickens
Ajá... ¿Y?
Música de organillo


Sesenta mil. Catástrofe.

Tomo -mañosamente, claro- el pretexto del primer día del segundo centenario de Ray Bradbury para traer a cuento cierto pasaje de “El vino del estío”.

Acaso por su alusión a México es que me asaltó durante mi habitual insomnio.

Acaso sólo porque es uno de esos pasajes que se quedan para siempre. Y surgen de repente.

Charlie Woodman lleva a Douglas y a John a conocer una máquina del tiempo...

(La historia completa aquí.)



...hay que galofrar
 
 
Toño Malpica