Porque la vida debería ser

como es el jazz...

FAQ
Ahora estoy leyendo...
Mi humilde opinión...
Casa desolada
Charles Dickens
Ajá... ¿Y?
Elogio del maldormir


Recuerdo que cuando estaba por llegar a nuestras vidas Bruno, mi hijo mayor, mi padre me dio el consejo de que durmiera todo lo posible porque no volvería a dormir igual a partir del día uno de la paternidad.

Y ante la supuesta obviedad de las mamilas a las tres de la mañana, le dije que ya vendrían tiempos en que el niño durmiera sus noches completas.

El abuelo tuvo que insistir recalcando la idea. “No vuelves a dormir igual JAMÁS”.
Y un viento gélido bajó de las montañas y apagó las velas.

Pocos me creen que no tenía una sola cana antes del día uno de la paternidad, al fin era un jovenzuelo de cuarenta. Pero es cierto.

(La historia completa aquí.)



...hay que galofrar
 
 
Toño Malpica